San Valentín Eco y sostenible

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Se acerca San valentín, un día en el que todos los enamorados demuestran y celebran su amor, pero también donde se generan más residuos y desperdicios a nivel mundial. ¿Qué te parece si este año sorprendes a esa persona especial con un regalo sostenible y eco? ¿No sabes qué regalar? ¡no te preocupes! en este post te damos algunas ideas.

El día de San Valentín, al igual que el día de las madres, del padre y del niño se ha vuelto la excusa perfecta para derrochar, para consumir, gastar y desechar en exceso. Así ha sido por años. Pero el contexto actual nos demanda un cambio, uno real, por el futuro del planeta y el bienestar de la sociedad. Pues bien, dicho esto, ¿Qué te parece si, ahora que se acerca el día de San Valentín, le haces un regalo sostenible a tu persona especial? Un obsequio en el que uses de manera muy inteligente los recursos que tienes. De este modo, reducirás el consumo y, al mismo tiempo, la compra de productos que producirán una mayor cantidad de contaminación.

Elige flores locales o, mejor, ¡regala árboles!

A pesar de que las flores son uno de los regalos más característicos de este día, son uno de los presentes que más emisiones genera. La explotación masiva, el uso de pesticidas, así como las grandes cantidades de agua utilizadas durante su cultivo son algunas de las causas principales de esa cantidad de emisiones. Todo esto sin hablar del transporte de las mismas y es que traer las flores desde otro lado del mundo solo aumenta su huella ecológica. La mejor opción es optar por flores locales y de temporada o flores ecológicas.

Regalar un árbol en San Valentín también es una buena opción. Treedom es una plataforma que permite plantar árboles con tan solo un clic. ¿Hay algo más simbólico que plantar un árbol? Regala una planta a tu pareja y demuéstrale que vuestro amor es más fuerte que las raíces que lo sujetan.

Bombones de chocolate

Las amenazas sobre la escasez del cacao en unos años y el coste del chocolate provocan la necesidad de hacer desde ahora un consumo más responsable sobre este regalo tan dulce.

En la actualidad existen una gran variedad de bombones de chocolate ecológicos o Fair trade en el mercado, hechos con mucho corazón, envueltos con materiales reciclados o 100% reciclables. Todos ellos se elaboran con sistemas de comercio justo que ayudan a cuidar nuestro entorno.

Un libro

¿Electrónico o físico? Eso lo decides tú tomando en cuenta el impacto medioambiental del papel y de la contaminación del Internet. El asunto es que al regalar un libro incentivas la lectura y el aprendizaje constante y además, evitas la compra de esos obsequios que vienen envueltos en gran cantidad de plástico y cartón.

Regala una experiencia

En este mundo tan consumista en el que vivimos parece que la única posibilidad de hacer regalos es comprando productos, sin embargo, se suele decir que lo que realmente nos hace felices y que perdura en el tiempo son las buenas experiencias que vivimos en compañía de la gente que queremos. Así que, en lugar de un objeto, ¿por qué no regalas una experiencia sostenible?

Un regalo perfecto podría ser un fin de semana romántico en un hotel de ecoturismo, una casa rural, un balneario o un día de senderismo para disfrutar de la naturaleza… Encontrarte en medio de la naturaleza, escapar del ruido y respirar aire puro es el verdadero placer. En definitiva, un regalo sostenible y difícil de olvidar.

Moda

Ahora hay muchas opciones en el mercado. Puedes conseguir prendas hermosas elaboradas con materiales reciclados, desde bolsos y carteras hasta zapatos y chaquetas. Estas piezas no solo tienen bonitos diseños sino que superan cualquier tendencia de moda pasajera, son respetuosas e incentivan el consumo ético y responsable a favor del la preservación del medioambiente.

Una cena ecológica

Prepara la receta que más le guste o una que no haya probado, pero eso sí, evita la carne recuerda todo lo que hay antes, durante y después de su producción: contaminación. Realiza una ensalada, una crema, una sopita o cualquier otra opción de comida sana, que respete a los animales y los recursos limitados del planeta.

Puedes ambientar el lugar con plantas y flores, o hacerlo aún más acogedor y romántico con velas aromáticas.

Descubre los usos y beneficios del aceite de argán