ENVÍO GRATIS CON LA COMPRA DE DOS PRODUCTOS – ENTREGA EN 24/48 HORAS EN LA PENÍNSULA 

Recetas de bronceadores caseros naturales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Con la llegada del verano, todas queremos lucir un moreno perfecto y luminoso. Y pensamos que la mejor forma de conseguirlo es comprando el bronceador más costoso y de moda. Pero no, también tenemos una opción mucho más económica, sana para nosotras y también para el planeta. ¿Quieres saber cómo preparar tu propio bronceador casero? Aquí te lo contamos.

Es importante aclarar que en ninguno de los casos el bronceador es sustituto del protector solar. Al contrario, nunca puedes tomar el sol sin usarlo. Una exposición al sol prolongada y sin la protección adecuada puede resultar perjudicial para la salud. Ver más: ¿cómo tratar quemaduras solares?

Estamos convencidas que se puede lograr un bronceado precioso y lo mejor de forma natural. Para empezar, una alimentación sana también es clave para conseguirlo. En nuestra despensa, existen infinidad de alimentos que pueden facilitar nuestro proceso de bronceado.

Bronceador casero con aceite de argán, zanahoria y miel

Lograr este bronceador casero es muy sencillo, necesitas meter en una licuadora tres zanahorias cortadas en rodajas. Añade a continuación tres cucharadas de aceite de argán y una de miel, mézclalo bien hasta obtener una solución uniforme y homogénea. Aplica sobre el cuerpo tu crema protectora de preferencia e inmediatamente después la mezcla con los ingredientes. ¡No olvides estar máximo 30 minutos en el sol! luego, enjuaga con suficiente agua para retirar el aceite del cuerpo.

Bronceador casero con té negro

El té negro tiene una gran cantidad de antioxidantes muy beneficiosos para combatir el envejecimiento de la piel, pero también resulta un magnifico remedio natural para broncearse de manera rápida y exitosa. Para realizar este bronceador casero, solo tienes que hervir 500 ml de agua y añadir 5 bolsas de té negro. Deja reposar dentro del agua de 10 a 20 minutos y luego sácalas del recipiente. Vierte el té en un recipiente con pulverizador para poder aplicar posteriormente sobre el cuerpo. ¡No olvides el protector solar!

Bronceador de aloe vera

Utilizar el aloe vera para tomar el sol es garantía de una piel hidratada y bien humectada, gracias a que se utiliza el gel de dentro de la planta.

Para obtener este bronceador casero, coge una hoja de aloe vera y haz un corte en la hoja de forma longitudinal. Mezcla ese líquido gelatinoso con unas gotas de aceite esencial de coco y otras de aceite de argán. Aplica sobre la piel y listo.

Bronceador de naranja

Exprime el zumo de una naranja, corta un tomate y corta 2 zanahorias en rodajas. Introduce todos los ingredientes en una licuadora, agrega unas gotas de aceite de argán y procesa hasta que hayas obtenido una mezcla homogénea.

Otros consejos para lograr un bronceado perfecto

  • Limpia la piel en profundidad: Dedícale tiempo para eliminar las impurezas antes de tomar el sol. Así conseguiremos un bronceado uniforme y duradero.
  • Exfoliación: Con este paso quitaremos las células muertas y conseguirás regenerar la piel, además de darle elasticidad, una dosis extra de suavidad y fortaleza.
  • Hidrata la piel: Una vez que tengas la piel bien limpia debes hidratar tanto el rostro como el resto del cuerpo. También es muy recomendable el uso de sérum.
  • Protege la dermis: Lo perfecto es emplear lociones con SPF muy alto de protección y que esté indicado para tu tipo de piel.
  • La alimentación es muy importante: Es necesario cuidarse por fuera pero también por dentro. Por ello, los expertos recomiendan, para un bronceado natural, alimentos con betacaroteno, vitaminas y tratamientos détox naturales.

Descubre los usos y beneficios del aceite de argán