Envío gratis por compra de 3  artículos – Entrega en 24/48 horas en la península

5 alimentos que te ayudarán a potenciar tu bronceado este verano

El verano ya ha llegado y con él las ganas de potenciar nuestro bronceado, por eso desde Kaf Cosméticos te desvelamos cómo incrementar la producción de melanina de nuestro cuerpo, de forma natural y basándose únicamente en la alimentación. Aquí enseñamos los alimentos clave para tener un bronceado envidiable ¡Sigue leyendo!

En nuestra despensa, existen infinidad de alimentos que pueden facilitar nuestro proceso de bronceado para conseguir que nuestra piel luzca más oscura tras acudir a la playa, piscina o montaña, aunque eso sí, sin olvidar utilizar la crema solar diariamente. Para favorecer a la producción de melanina, existen determinados alimentos que nos pueden ayudar a potenciar nuestro bronceado y hacer que ese vestido blanco que tanto nos gusta destaque sobre nuestra piel.

Vitamina C y betacarotenos, tus aliados para un buen bronceado

Los alimentos ricos en betacarotenos y vitamina C nos ayudan a lucir un buen bronceado durante más tiempo. Según el Instituto de Dermatología Integral de Madrid (IDEI),  «los betacarotenos son un antioxidante excelente que nos ayuda a prevenir el daño celular, mantienen a raya el envejecimiento y nos ayudan a mantener la piel sana»

El consumo de este tipo de alimentos preparan nuestra piel para obtener un buen bronceado sin hacerla sufrir. Desde Kaf te revelamos algunos alimentos altos en vitamina C y en betacarotenos que puedes ir añadiendo a tu lista de la compra.

  • La zanahoria

La zanahoria es uno de los alimentos más clásicos a la hora de potenciar nuestro bronceado. Una de las propiedades más conocidas de la zanahoria es que fomenta la producción de melanina, ayudando al bronceado natural y ofreciendo cierta protección ante las radiaciones solares.

Para sacar el máximo beneficio de este vegetal, se recomienda consumirla cruda, ya sea en ensalada, batido o incluso como snack. Si quieres notar su efecto sobre tu piel, te recomendamos que la consumas un par de días antes de ponerte al sol.

  • Las espinacas

Su tonalidad no lo hace ser considerado como un alimento que contribuye al bronceado, sin embargo, su alto contenido en betacarotenos hace que las espinacas sean un alimento muy válido para incrementar nuestra melanina al mismo tiempo que nos refrescamos.

Además, su alto contenido en agua hace que sea ideal para evitar esa sensación de pesadez e hinchazón tan característica de las comidas copiosas en verano.

  • Fruta

Generalmente, cuando pensamos en frutas de verano se nos viene a la cabeza la naranja, sin embargo esta no es la única que nos ayuda a potenciar el bronceado. El mango, el níspero, el melón o el albaricoque son frutas altas en betacarotenos, por lo que nos ayudarán a resaltar nuestro bronceado al mismo tiempo que protegen nuestra piel.

Además, hay frutas como pueden ser el kiwi o las fresas que son ricas en vitamina C y en propiedades antioxidantes, algo que nos ayuda a reforzar nuestro sistema inmune al mismo tiempo que retrasan la aparición de arrugas.

  • El tomate

Está presente en algunos zumos y en prácticamente todas las ensaladas de verano. El tomate es otro de los alimentos que contribuye a aumentar nuestro bronceado al mismo tiempo que cuida nuestra piel sellando los poros dilatados e iluminando las pieles más apagadas.

  • La soja

Es un potente antioxidante y como tal ayuda a fijar el moreno. Es aconsejable para prolongar ese tono bronceado que vamos consiguiendo poco a poco.

Además, los expertos de la Clínica Feel Good recomiendan también mantener hábitos alimenticios en los que se incluya pescado rico en Omega 3, ya que es un potente reparador que hidrata en profundidad la piel y la da una elasticidad que repercute en un bronceado mucho más duradero. Y, por su parte, la Dra. Olga Hernández de la Unidad de Nutrición de la Clínica Tufet nos aporta pautas extra para un bronceado saludable a través de la alimentación:

1. Aumentar el consumo de frutas y verduras de temporada.

2. Seguir una dieta rica en Omega 3 y antioxidantes.

3. Disminuir la proteína animal procedente de las carnes y aumentar el consumo de proteína vegetal procedentes de las legumbres.

4. Aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina D y A.

5. Tomar jengibre y té verde ya que facilitan los procesos antiinflamatorios.

6. Eliminar los alimentos refinados, procesados o altos en azúcar.

7. Eliminar lácteos y más en concreto los desnatados, ya que la grasa que eliminan es sustituida por azúcar.

8. Evitar las cocciones a altas temperaturas: ayuda a disminuir los radicales libres.

¡No te olvides de nutrir tu piel después del sol!

Existen ciertos alimentos que, tal y como hemos mencionado con anterioridad, pueden ayudarnos a aumentar nuestro bronceado al mismo tiempo que previenen el envejecimiento. Sin embargo, no debemos olvidar proteger nuestra piel con un protector solar SPF 50.

Al contrario de lo que mucha gente cree, el protector solar no resta bronceado. Proteger tu piel con un protector solar hará que tu piel luzca mucho más sana, hidratante y brillante, provocando que tu bronceado sea mucho más bonito. Además, siempre recomendamos agregar unas gotas de aceite de argán Kaf a tu crema protectora. De esta manera potencias el bronceado y al mismo tiempo nutres tu piel.

Y si has sufrido quemaduras debido a una exposición al sol prolongada,  destacamos el efecto calmante inmediato del aceite de argán y su poder reparador, gracias a su contenido en ácidos grasos esenciales (45% ácido oleico y 35% ácido linoleico). Se recomienda su uso después de la ducha en todo el cuerpo con un suave masaje hasta total absorción. Hay que destacar que se absorbe rápidamente y no mancha la ropa.

Descubre los usos y beneficios del aceite de argán

0
¡Tu carrito está vacío!

Parece que todavía no has agregado ningún artículo a tu carrito.

Buscar productos
es_ESEspañol