ENVÍO GRATIS CON LA COMPRA DE DOS PRODUCTOS- ENTREGA EN 24/48 HORAS EN LA PENÍNSULA 

Consejos para el cuidado del rostro en verano

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En cada estación del año la piel requiere ciertos cuidados específicos. En un post anterior hablamos de los cuidados de la piel en invierno, ahora, con la llegada del verano, queremos darte algunos consejos para que cuides y protejas el rostro como debe ser. ¡Sigue leyendo!

Durante el verano, la piel del rostro suele volverse más grasa. El calor y la humedad hacen que se acumule más suciedad en la piel, es por esto, que es indispensable tener una adecuada rutina facial. Sigue estos consejos y lucirás un rostro perfecto durante el verano.

Limpia a profundidad tu rostro

Este paso es fundamental para descongestionar la piel. De esto depende que el resto de productos que uses en el rostro sean eficaces. Te recomendamos adaptar el tipo de textura y fórmula del producto que utilices a tu tipo de piel, como un gel o leche ligera más frescos para las grasas y una crema o bálsamo limpiador para aquellas que necesiten un extra de hidratación. 

¡No te olvides de la crema hidratante!

Parece obvio pero muchas veces nos olvidamos de hidratar el rostro durante el verano. Deja a un lado la base de maquillaje y usa una crema hidrante con color y factor de protección solar. Estas cremas tienen una textura mucho más fluida y agradable.

Exfolia tu rostro

Exfoliar la piel de la cara es un cuidado básico durante los 365 días del año, pero muy especialmente en verano. Evita que las impurezas y las células muertas se acumulen sobre la superficie de la piel. Así conseguirás que la piel pueda «respirar» adecuadamente y que el bronceado sea uniforme.

Protector solar en el rostro siempre

El protector solar es el pilar fundamental de los rituales veraniegos. La sobreexposición al sol es la causa principal del envejecimiento prematuro, las manchas oscuras y el cáncer cutáneo. La aplicación de los productos protectores debe realizarse de forma regular en todo el cuerpo 30 minutos antes de la exposición al sol, 2 gramos por centímetro cuadrado y uniformemente. Es muy importante cerciorarse de que la crema no esté caducada», además, debes repetir el proceso cada dos horas en la playa o piscina y también cada vez que sales del agua. 

Recuerda que la piel del contorno del ojo es hasta diez veces más delgada que la del resto del rostro, así que debes prestarle especial atención. Utiliza gafas de sol con cristales homologados, y aplica a diario una crema protectora para el contorno de ojos.

Bebe suficiente agua

Es tan importante hidratar la piel tanto por dentro como por fuera. Si quieres que tu rostro luzca radiante y lleno de vida, bebe entre 2 y 2,5 litros de agua diarios. Además, puedes apostar por frutas de verano ricas en agua, como la sandía o el melón.

Descubre los usos y beneficios del aceite de argán