¿Cómo maquillarte mientras usas la mascarilla?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La mascarilla es parte indispensable de nuestro atuendo diario. Y si a eso le sumas las altas temperaturas de está época del año, es un combo capaz de arruinar cualquier tipo de maquillaje. Ya te hemos explicado los cuidados que debes tener con tu piel a la hora de usar la mascarilla. Por eso, hoy te queremos enseñar a maquillarte mientras usas la mascarilla. Así que si eres de las que le gusta salir maquillada a todas partes, ¡presta atención!

Bases de maquillaje

En la medida de lo posible, renuncia a las bases de maquillaje. Para extremar la higiene, se recomienda prescindir al máximo de utensilios como las esponjas: «Cuanto más se pueda recurrir a las manos para aplicar el maquillaje, mejor».

En caso de optar por una base, lo ideal es recurrir a una crema de protección 50 con color. En lo posible, de textura ligera y con una formulación resistente al sudor.

Labios

Lo cierto es que dejarás de lucir labios, pero no por ello debes olvidarte de ellos y de tratarlos. Lo mejor es recurrir a los pintalabios permanentes (prácticamente todas las marcas los ofrecen), eso sí, vigilando que no resequen los labios. Recuerda, el retoque es clave en este caso. Y para hidratarlos, nada mejor que el aceite de argán. Agrega unas gotas todas las noches, y lograrás que siempre estén hidratados y protegidos.

Ojos

Por motivos obvios, se convierten estos días en los reyes del maquillaje. Con media cara cubierta de nariz para abajo, destacar la mirada merece más la pena que nunca. Y, en este sentido, lo primero es una buena máscara de pestañas. Por otro lado, es muy recomendable hacerse con un buen rizador de pestañas (no hay que tenerle miedo, si están limpias, las pestañas no sufren) Con la máscara, hay que estirar la pestaña hacia arriba y, a la par, hacia el extremo del ojo. En este caso, dado que la mascarilla puede hacer transpirar más la parte de las ojeras, recomendamos las tipo «waterproof».

Las cejas también cobran aún mayor protagonismo por esta época. Asegúrate de tenerlas bien depiladas y añade un buen lápiz de cejas.

Y si te gusta llevar sombras, te recomendamos los siguientes tonos dependiendo del color de tu mascarilla:

  • Mascarilla azul: Si tu mascarilla es azul, te irán genial las sombras de ojos marrón suave. Se puede aplicar un tono más claro en la zona del párpado móvil y uno más oscuro mate en la zona de la cuenca para dar dimensión a tu mirada. Y para las que quieran aportar un extra de color a su mirada, nada como una máscara de pestañas en azul eléctrico porque aporta luminosidad al rostro y es un color complementario al de la mascarilla, por lo que no queda exagerado porque no hay contraste.
  • Mascarilla verde: Con las mascarillas en tonos verdes, lo ideal es combinarlas con sombras de ojos rosa suave con brillo sutil y maquillar sólo el párpado móvil con un toque metalizado o dar una mayor profundidad maquillando la cuenca con un tono más intenso en rosa coral mate.
  • Mascarilla blanca: Para las que llevan mascarillas blancas y quieren maquillarse con tonos que favorezcan a su mirada, te gustará probar las sombras de ojos en cualquier color. Y sobre todo, los ahumados en tonos bronce o marrones oscuros metalizados porque de todas las mascarillas, es la que nos permite un maquillaje más potente. Aun así, y como norma general, lo ideal es tener en cuenta a la hora de maquillar tus ojos, tu estilo, y el color de tus ojos y de tu piel. Y funcionan genial las sombras en todos nude para todo el mundo, o una sombra color piel, muy neutra, debajo del arco de la ceja.

Descubre los usos y beneficios del aceite de argán