¿Cómo lavarte bien el pelo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Muchas veces nos preguntamos si nos estamos lavando bien el pelo o no. Aplicar bien el champú, el cepillado previo y la temperatura correcta del agua, son factores que influyen en un correcto lavado del pelo. ¿Quieres saber cómo lavarte bien el pelo? Aquí te lo contamos.

Por lo general, todas usamos la misma técnica a la hora de lavarnos el pelo. ¿Pero es la mejor manera de hacerlo? la verdad, es que si hacemos algunos pequeños cambios, mejoraremos notablemente los resultados y conseguiremos un cabello más limpio durante más tiempo.

-Antes de lavarte el pelo ¡cepíllalo!

Tu pelo está más débil cuando está mojado, por lo que es importante que lo desenredes antes de la ducha en lugar de durante o después del lavado. Además, cepillarte antes de lavarte el pelo exfolia el cuero cabelludo, elimina los restos de productos, estimula la circulación sanguínea y evita que el cabello se enrede en mojado, al tiempo que facilita la penetración del champú. Tip Kaf: Cepilla el pelo de medios a puntas, poco a poco para no romper el pelo cuando se atasquen las cerdas del cepillo en los enredones. 

-Espera a que el pelo esté empapado

Esto permitirá que el pelo se moje bien a fondo y por completo hasta la raíz antes de empezar a usar el champú. Este truco tan sencillo ayuda a que la fórmula se extienda mejor. Tip Kaf: ¡Lávate el pelo con agua tibia! Esto hará que las cutículas se abran y que el producto que apliques penetre a profundidad el cuero cabelludo.

-Escoge muy bien el champú

A la hora de lavarte el pelo, es fundamental elegir el champú ideal según tu tipo de pelo. Hoy en día encontramos en el mercado gran variedad de oferta que de seguro alguno se ajustará a tus necesidades. Además, la manera en la que aplicas el champú va a determinar la efectividad del lavado. Según Adolfo Remartínez, creador del mítico champú de cebolla de Nuggela & Sulé, es importante humedecerlo con agua tibia antes y no excederse nunca con la cantidad de producto. Trabaja el champú solo en la raíz y deja que el resto del cabello se limpie con la espuma que va cayendo de medios a puntas, sin añadir más champú y sin frotar. Tip Kaf: No apliques el champú directamente sobre el pelo, sino primero en las manos para luego repartirlo en el cabello. Para lograr un mejor resultado, prueba champús sólidos con ingredientes naturales.

-El masaje es importante

Masajea el cuero cabelludo haciendo movimientos circulares, siempre con las yemas para evitar lastimarlo. De esta manera se generará la espuma que, por efecto limpiará la extensión de tu pelo. Tip Kaf: mientras masajeas el cuero cabelludo lávalo ligeramente, así estimularás la circulación sanguínea, según expertos el masaje debe durar alrededor de 3 minutos.

-¡No olvides el acondicionador!

No importa si tu pelo es fino o grueso, liso o rizado, al momento de lavarte el pelo, debes usar acondicionador. Debido al desgaste diario, tu pelo pierde la hidratación saludable que necesita. El acondicionador cierra la cutícula, ayuda a desenredar y proporciona esa maravillosa sensación de ligereza. Tip Kaf: así como existen champús para todo tipo de pelo, sucede lo mismo con los acondicionadores. Elije el que mejor se adapte a tu tipo de pelo, pero, una vez más, utiliza muy poca cantidad y solo en los medios y largos, nunca en el cuero cabelludo.

Finalmente, enjuaga con bastante agua, lo ideal es usar agua fría al final de lavarte el pelo, así sellarás las cutículas y potenciarás el brillo de tu pelo.

Descubre los usos y beneficios del aceite de argán