ENVÍO GRATIS CON LA COMPRA DE DOS PRODUCTOS – ENTREGA EN 24/48 HORAS EN LA PENÍNSULA 

Aceite de argán: el mejor sérum natural

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El aceite de argán es uno de los aceites vegetales más conocidos en la cosmética gracias a sus infinitas propiedades. Es el mejor aliado que puedes tener para el cuidado del pelo y la cara, convirtiéndose en el mejor sérum natural. ¿Quieres saber por qué? aquí te lo contamos.

¿De donde viene el aceite de argán?

El cultivo de Argán de las cooperativas con las que trabajamos en Kaf Cosméticos es totalmente ecológico y se encuentra en Agadir-Marruecos.  Nuestra elaboración del aceite es minuciosamente llevada a cabo por cooperativas de comercio justo en las que trabajan mujeres en riesgo de exclusión social especialmente de zonas rurales.

Durante años las tribus bereberes han apreciado mucho el aceite de argán por sus propiedades cosméticas y medicinales. Se utiliza, principalmente, como protector de la piel ante los agentes externos y como tratamiento capilar. Este aceite ha estado presente en todas las etapas de la vida marroquí. Ha sido usado comúnmente en la medicina tradicional  para masajes corporales, como tratamiento en casos de reumatismos, cicatrización , problemas de acné, afecciones de la piel y para la prevención de estrías en los embarazos.

¿Por qué el aceite de argán es el mejor sérum natural?

Son infinitas las propiedades del aceite de argán. Es rico en Vitamina E. Posee el 80% de ácidos grasos esenciales (ácido linoleico, oleico, araquidónico y gamma linoleico), tiene propiedades antioxidantes (previene el envejecimiento prematuro) e hidrata, nutre y regenera la piel.

Recomendado para el rostro, cuerpo, cabello, cuero cabelludo y uñas.

Su riqueza en fitonutrientes lo convierte en el aceite más recomendado para las pieles maduras, con afecciones crónicas, apóxicas y desvitalizadas, apagadas por la contaminación, como acompañamiento en psoriasis, tratamiento oncológico o post-cirugías.

Hidratación y nutrición

Su gran capacidad nutritiva e hidratante, quizás sus propiedades más conocidas, se derivan de su riqueza en Omega 3 y vitamina E. Ellas son los responsables de dar un brillo natural y mantener el aspecto saludable de tu piel.

Arrugas y envejecimiento

Una de las principales cualidades del aceite de argán es su poder antioxidante. Por ello es ideal tanto para combatir arrugas y líneas de expresión ya existentes, como para prevenir la aparición de nuevas.

Acción regeneradora

Su uso tiene un efecto directo en la velocidad con la que se regeneran las células de la epidermis, es por ello que contribuye a que tu piel luzca uniforme y disminuya e incluso logre la desaparición de esas manchas que llegan con la edad.

Cicatrización

El aceite de argán ha demostrado ser eficaz en la cicatrización de marcas de acné pero también de pequeños cortes en la piel o de quemaduras, evitando la aparición de marcas.

Anti-acné

Además de su poder anti-inflamatorio, el aceite de argán tiene un efecto antimicrobiano que puede ayudar a prevenir la formación de puntos negros y acné. Usarlo para masajear la piel, ayuda a eliminar la piel muerta y prevenir la obstrucción de poros por sebo o células muertas.

Quemaduras y picaduras

Tiene gran poder antiséptico y antiinflamatorio lo hacen ideal para tratar pequeñas quemaduras, erupciones y picaduras de insectos.

Descubre los usos y beneficios del aceite de argán