ABC del método curly

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Tener una melena llena de rizos es una suerte, y es que este look no solo es muy favorecedor y salvaje, es también una marca identidad que llena de personalidad tu peinado. Si te estas iniciando en el método curly, de seguro te encontrarás con siglas y palabras raras que no tienes muy claro que son. ¿co-wash?, ¿low poo?, ¿big chop?, ¡No te preocupes! Aquí te contamos todo lo que necesitas saber del método curly.

El método curly, surgió a raíz de la publicación del libro Curly Girl The Handbook por la estilista estadounidense Lorraine Massey. En él, la autora profundiza en el cuidado del cabello rizado y propone una nueva manera de tratarlo. Desde su publicación, este nuevo método se ha ido haciendo cada vez más popular y ya son muchas las mujeres que se han animado a seguirlo y a compartir su antes y después en redes sociales.

Como todos los “métodos” necesita: información, concienciación, protocolo, constancia y paciencia. Sí, sí, paciencia, la paciencia (llamada comúnmente transición por las Curly Girl), ese es uno de los secretos de este método de belleza de rizos. Muy pocas veces se cumple eso de “realidad…expectativa”, pero, en este caso sí. En la mayoría de los casos (las chicas Curly que no desisten en el intento), su constancia y buen hacer, iguala e incluso supera, las expectativas marcadas. El método CurlyGirl, consigue, en líneas generales, un tirabuzón natural con cuerpo, definido y… Muy bonito.

Consejos para iniciarte en el método curly

  • Elimina los productos capilares con sulfatos:

Lo primero que debes hacer es despedirte de tus productos capilares con sulfatos. Este ingrediente es el encargado de eliminar el exceso de grasa natural en nuestro cabello, no es perjudicial para la salud del cuero cabelludo, pero hace que los rizos pierdan algo de definición. Puedes sustituir un champú con sulfatos por un producto natural que prescinda de ellos. El método Curly también recomienda evitar otros ingredientes como las siliconas o el alcohol ya que se acumulan en el cuero cabelludo y solo pueden eliminarse con sulfatos.

  • No cepilles tu pelo:

Si algo rompe el rizo de tu melena son los cepillos con púas estrechas. Di adiós a cualquier cepillo o peine con las púas muy juntas ya que, inevitablemente, alisarán tus mechones y harán que tus rizos pierdan mucha definición. Mejor opta por cepillos esqueleto con las púas muy separadas o con el típico tenedor para pelo rizado. Peina y desenreda tu cabello cuando aún tengas el pelo muy mojado y evita hacerlo cuando ya lo tengas húmedo o seco.

  • No te olvides del difusor:

Usa tus manos como si fueran un difusor y aprieta los mechones de tu pelo para dar mayor definición a tus rizos. Si quieres usar el secador, utilízalo únicamente con el difusor, de otra forma, tus rizos se caerán y quedarán ondulados, pero no muy marcados.

  • Elige productos adecuados para potenciar tus rizos:

No solo el champú es importante en el método curly, también debes elegir con mimo otros productos como la mascarilla o la crema para definir tus rizos. Existen productos específicamente creados para el método curly y tienen muy buenos resultados a la hora de dar vida a tus ondas. Un ejemplo de ellos es el aceite de argán, que además de hidratar tus rizos, los dejará más manejables y sin frizz.

Diccionario del método curly

  • Big chop: es uno de los primeros pasos que se suele hacer al iniciar la transición de pelo liso a rizado. Es el gran corte. El corte de pelo que quita todo el pelo estropeado para dejar vida libre a unos bonitos rizos definidos.
  • Co-wash: es la técnica de lavar el pelo con acondicionador en lugar de utilizar un champú. Es ideal para mantener el pelo bien hidratado.
  • Curly girl o CG: es como se llama a las chicas con pelo rizado.
  • Evoo: aceite de oliva virgen extra. Un humectante y emoliente muy apropiado para el pelo rizado y muy utilizado en las mascarillas caseras.
  • Finger coils: método para ayudar a definir los rizos enrollando el pelo con ayuda de los dedos.
  • Leave-in: es el acondicionador que no necesita aclarado. Es el que podemos dejar una pequeña cantidad en el cabello después del lavado.
  • Low poo: son los champús que no contienen sulfatos ni ingredientes que puedan afectar la rutina curly.
  • No poo: es la técnica de lavado en el que el champú es sustituido por otros productos como el acondicionador.
  • Plop: es la forma en la que se seca el pelo sin utilizar toallas convencionales.
  • Prepoo: son los productos que se aplican el pelo antes de lavarlo. Pueden ser mascarillas caseras de aceites u otro productos.
  • Wash & go: es como se llama al secar el pelo de forma natural, al aire sin secador.

Descubre los usos y beneficios del aceite de argán