¿Cómo lo hacemos?

Desde hace siglos las mujeres bereberes producen aceite de argán para el cuidado de su piel y su cabello. Al igual que el té que se sirve a los huéspedes, el aceite de argán junto a un plato de miel es un signo de hospitalidad entre esos pueblos.

El aceite de argán Kaf es auténtico aceite de argán natural para la cosmética, sin mezclas ni aditivos, tal y como se produce en origen, por las propias mujeres bereberes y con certificado ecológico.

aceite de argán puro

Nuestros productos

Regenerador celular

Beneficios del Aceite de Argán

El aceite de argán es rico en ingredientes naturales, muy importante en la renovación y regeneración celular. En la farmacopea tradicional marroquí, el aceite de argán se emplea en tratamientos corporales y de cabello.